Top

Yoga

Tengo unos años practicando Yoga y el camino ha sido hermoso: con 17 años cumplidos, mi abuela materna me inició, enseñándome Hatha puro, me lo transmitió con todo el amor y ternura que una abuela puede dar, en ese momento me sentía muy deprimida y sin darme cuenta, salí de la depresión en la que estaba y pude comenzar a planear a futuro y disfrutar la vida, hasta se me olvidó que estaba deprimida.

Fue a los 25 años que dejé la carrera de medicina para estudiar Yoga, nunca había tomado clases pues el gusto que tenía por el Yoga era el de mi práctica personal, pero al conocer el Vinyasa en la certificación, mi práctica cambió, se hizo más fluida y constante, no encontraba pretextos para no practicar, estaba enamorada perdidamente del Yoga.

Las dos pasiones en mi vida ha sido viajar y practicar Yoga, especialmente el Yoga y la meditación me han ayudado para muchas etapas de la vida, para lidiar con mis emociones, para aprender a observarme, aceptarme y amarme, aunque haya cosas de mí o de la vida que no me hayan gustado en su momento. En esta página encontrarán más a fondo, historias al respecto, espero las disfrutes tanto como yo al escribirlas y vivirlas y si no has encontrado esa pasión por algo en tu vida, que mis experiencias te ayuden a acercarte a tu camino, único y perfecto.

Namaste.